Molina y Guaita le paran los pies al Valencia (1-0)

La jornada, con los tropiezos de Madrid y Barcelona, se auguraba propicia para recortar puntos con los de delante y los de detrás. Pero el Getafe es un equipo perfectamente ideado para quedarse en Primera División y eso demostraron frente al equipo revelación de lo que va de temporada. Y la derrota tenía que llegar y llegó. Bordalás ha construido un bloque que prioriza el equilibrio defensivo a partir de una intensidad muy alta. Sus cifras (por partido) en este apartado así lo demuestran: son el 5º equipo que más tackles (20,5) realiza, el 2º que más intercepciones (14,4) hace, el equipo que más faltas (17,8) hace y el 5º que más offsides (3,3) provoca. No debería sorprender, pues, las 9 tarjetas (8 amarillas) y las 18 faltas que ha sufrido el equipo de Marcelino. El conjunto azulón juega como cuando el Valencia va al Bernabéu o al Camp Nou: como puede o como le dejan. Pero más allá de ese plus de agresividad y el puntito de suerte (gol de rebote), el partido de Guaita y Jorge Molina en ambos lados del campo lo han compensado todo. El primero ha hecho 6 paradas, varias de ellas de mérito; el segundo, M.V.P. indiscutible, ha dado a su equipo todo el oxígeno que les ha quitado la expulsión de Arambarri. Ha acumulado el tercer mejor porcentaje de posesión de los madrileños (4%) sólo por detrás del propio Guaita (4,5%) y de Portillo (4,1%). Su gran mérito es que ha estado absolutamente aislado y se ha bastado con su autosuficiencia

Los 48 despejes (morado), las 18 faltas realizadas (rojo) y las incontables recuperaciones (amarillo) del Getafe ante el Valencia. Infografía/MARCA

Tras una primera mitad en la que hubo de todo menos buen fútbol, el Valencia se fue al descanso con casi todo de cara para llevarse los 3 puntos. Sin embargo, un mal despeje de Gabriel permitió la llegada de segunda línea de Bergara para que éste sumase su cuarto gol de la temporada. A partir de ese momento, el segundo de La Liga hizo el partido que se le exige a un teórico candidato al título (o así lo dice la clasificación): entraron Nacho Gil y Mina para formar con un 4-4-2 mucho más asimétrico de lo habitual. Gayà ocupó la banda, Rodrigo se colocó sobre la punta izquierda del tridente y el pequeño de los Gil -con una muy buena actuación- dio amplitud en la derecha. El bombardeo fue incesante e insuficiente. Hasta 48 despejes llegó a realizar el Getafe, la gran mayoría en los últimos 15 minutos. Parejo, tras un buen encuentro en lo individual, se quejó del estado del césped remarcando que no había excusas. Cierto que es que los futbolistas del Valencia se resbalaron en bastantes ocasiones, pero eso apenas influyó en el cómputo general. El conjunto che ha perdido su primer encuentro y Marcelino no ha batido el récord de imbatibilidad de Rafa Benítez. Algún día tenía que llegar.

Fotografia: Javier Soriano (AFP)/Getty Images

¿Te ha gustado? ¿Quieres compartirlo?
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *