La línea blanquinegra contra el rombo amarillo

Si Fran Escribá terminó se etapa en Vila-real fue, en gran medida, por lo que sí hizo Javi Calleja nada más subir al primer equipo: potenciar a Fornals para mejorar al colectivo. En otras palabras, pasar de la línea al rombo y convertir al Submarino en un bloque que inflija el mayor daño posible en las transiciones ofensivas. Así ha sido como Calleja, formando con el 4-3-1-2, le ha dado el timón a Rodrigo Hernández y la mediapunta a Fornals para encontrar a Bakambu donde mejor sabe aparecer: al espacio. Esto también tiene unos peros que tienen que corregir con el paso de las jornadas, como por ejemplo el despoblamiento de las bandas. El Villarreal es el equipo que menos regates por partido intenta (11,5) y completa (6,4) de toda la Primera División, por detrás de Getafe y Málaga. Este nuevo dibujo lleva que el control de los partidos no sea una de las mayores virtudes del conjunto amarillo, al igual que le ocurre al Valencia por otros motivos: se enfrentan el segundo que más disparos por partido permite (Villarreal 14,1) contra el cuarto (Valencia 13,5). Por lo pronto, se prevé un partido entretenido

¿Qué puede hacer Marcelino contra esto? Seguramente una de las claves esté en cortar esa conexión mediapunta-delantero, en permitir los menos espacios posibles a la espalda de la defensa y en tener controladas las caídas de Bacca o Sansone (acompañante de Bakambu) al costado de Montoya. Luego, como dice el dicho, “se defiende dando un paso a adelante y se ataca dando un paso hacia atrás”. Sin Guedes aún al 100% (con la titularidad en entredicho) y sin Soler, el Valencia pierde a sus dos volantes estrella. Por quién apostará es otra de las incógnitas. ¿Doble lateral en la izquierda? ¿Ferran Torres? ¿Nacho Gil y Pereira de nuevo? Otro duelo bonito de presenciar será el de los Rodrigos en el centro del campo, dos jugadores excelsos e inteligentísimos, cada uno en su labor. Si Mestalla saca los 3 puntos, el Valencia podría alejarse de forma casi definitiva del Villarreal (+13 puntos) e irse al parón navideño en segunda posición. Nada que ver con los últimos tiempos, donde el equipo che no gana en casa a su rival autonómico desde marzo de 2014. Si hay un momento para romper la estadística, es éste.

Fotografía: José Jordán (AFP)/ Getty Images

 

¿Te ha gustado? ¿Quieres compartirlo?
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *