Batalla en la cumbre por la medalla de plata

Dos de los mejores equipos de la temporada se ven las caras en un duelo clave por la segunda plaza de la liga española. Los locales sólo han perdido un partido en lo que va de competición; los visitantes están en su peor momento hasta la fecha. Un Valencia que ha perdido contundencia en las áreas contra la máquina ultracompetitiva de Simeone.

Las últimas fechas han abierto una grieta en el diamante del Atlético de Madrid. Una grieta muy pequeña, apenas imperceptible desde fuera, pero una grieta al fin y al cabo. El Sevilla fue capaz de ganarle los dos partidos de Copa del Rey a los rojiblancos y el Girona (Portu) agujereó también las redes de Oblak. Todo esto en los últimos cuatro encuentros. Claro que, aun así, siguen siendo el equipo más sólido de la competición ganando incluso al Barcelona de Valverde y a una distancia casi infinita del resto de bloques: han encajado 9 goles en 21 partidos de liga y han dejado la portería a cero 13 veces. Siguen siendo ese ejército disciplinado, agresivo, ordenado y casi imbatible. Pese a todo, escribía Miguel Quintana (Ecos del Balón) sobre los teóricos recovecos por los que el rival está dañando a este Atleti. “En los últimos tiempos, no sólo las últimas semanas, el Atlético del ‘Cholo’ Simeone viene atravesando muchos problemas en lo que antes era una auténtica certeza: la defensa del 1-0. Los problemas para cerrar el punto de penalti, sobre todo a partir del centro lateral, han restado seguridad y control a un conjunto que, ahora mismo, depende en exceso de la inspiración de Jan Oblak. De cara a resolver este problema, el técnico argentino sigue manejando la misma idea de retrasar líneas, ceder el balón y replegar bastante cerca de su área”, explicó. La realidad es que son el equipo más sólido de Europa. Sólo unos pocos equipos, en competiciones de un segundo escalón, son comparables en cifras defensivas (salvo el citado F.C. Barcelona).

El Valencia visita el Wanda Metropolitano con una enorme pérdida de efectivos en las últimas jornadas, lo que ha derivado -junto a otros factores- en un bajón del rendimiento y de los resultados. La baja de Murillo (Garay ha entrado de milagro a última hora) resta fiabilidad en área propia; la de Gonçalo Guedes en la contraria. Ante esto, Marcelino optó por el conservadurismo en Copa ante el conjunto culé hace unos días: líneas juntas, retrasadas y a priorizar la seguridad colectiva. Todo lo que se pueda sacar arriba después pareció incluso secundario. Pudo parecer poco ambicioso, pero cumplió el objetivo: dejó la eliminatoria abierta y neutralizó a uno de los mejores equipos del mundo durante mucho tiempo. ¿Repetirá planteamiento en la capital y obligará a los colchoneros a tomar la iniciativa? El técnico asturiano ha dicho que sus jugadores están bastante cansados por todo el esfuerzo acumulado estas últimas semanas, pero puntuar tras los pinchazos de Villarreal, Sevilla y Real Madrid podría suponer un acicate importante a la hora de afrontar el duelo. Como puntos positivo: la racha de Santi Mina (quien ya suma 11 goles y 3 asistencias), la fiabilidad competitiva de Maksimović y Coquelin (ya probada en Londres, pero reiterada en Valencia) y el regreso de Carlos Soler a la banda derecha. ¿Será suficiente para rascar puntos de uno de los estadios más complicados de España?

Fotografía: Gonzalo Arroyo Moreno/ Getty Images

 

¿Te ha gustado? ¿Quieres compartirlo?
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

2 comentarios en “Batalla en la cumbre por la medalla de plata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *