Derbi contra el desencanto

Marcelino y Muñiz se ven las caras en el segundo derbi valenciano de la temporada con una mala racha a sus espaldas. El Valencia llega con varias bajas importantes y con necesidad de recuperar el camino para seguir peleando por la Champions; el Levante llega con urgencia porque el pozo acecha demasiado cerca. 

Valencia C.F. y Levante U.D. no atraviesan, por unas u otras razones, un buen momento de forma. Ambos andan necesitados de puntos. Los de Orriols empezaron como una de las revelaciones de la temporada comandados por Enis Bardhi sobre el verde. Sin embargo, ahora están cuartos por la cola a 2 puntos de Las Palmas, no consiguen una victoria desde mediados de noviembre y el macedonio lleva dos meses sin apenas protagonismo. Los de la Avenida de Suecia también están en un mal momento: seis derrotas consecutivas incluyendo la Copa del Rey. Las múltiples lesiones, el cansancio por las semanas de doble partido y los durísimas rivales a los que se ha tenido que enfrentar en enero han dejado algo tocado al conjunto de Marcelino. Aun así, unos están fuera de los puestos de alerta y otros siguen en Champions League. Y este derbi valenciano puede suponer un empujón para quien consiga llevarse los ansiados tres puntos.

¿Volverá Marcelino a su alineación primigenia (dentro de lo que le permitan las bajas)? En esta último mes de enero ha venido probando su 4-4-2 habitual pero con cambios de piezas aprovechando la polivalencia de Maksimović o Rodrigo. También cambió el esquema por primera vez a un 4-3-1-2 para tratar de remontar al F.C. Barcelona en la vuelta de Copa y, dentro de lo que cabe, funcionó aunque no se consumara la gesta. Lo normal sería volver a lo de siempre, incluyendo a Guedes y Soler en las bandas como titulares mucho tiempo después. Muñiz, por su lado, pondrá sus esperanzas en Morales y, si lo estima oportuno, en Pazzini para lograr el triunfo en Mestalla. El lateral derecho del conjunto che está dando quebraderos de cabeza a Marcelino y el Levante tiene en ese costado a José Luis Morales, el jugador más desequilibrante del equipo granota y uno de los más regateadores de toda la competición: el tercero que más lo intenta (4,9) y el decimocuarto que más completa (2,1). Además, el principal problema de ambos es el contrario: el Valencia ha descuidado su defensa con la baja de Murillo y, ahora, con la lesión de Garay; el Levante lleva con falta de gol toda la temporada y ahora ha querido remediarlo con los fichajes del mencionado Pazzini, con Rochina, Sadiku o, por qué no, con el propio Fahad. Sea como fuere, una victoria va a servir para aliviar el desencanto de las últimas fechas.

Fotografía: Lázaro de la Peña/ Valencia Club de Fútbol

¿Te ha gustado? ¿Quieres compartirlo?
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *