Visitar Mestalla en pleno decaimiento

Marcelino recibe a Eusebio Sacristán en momentos opuestos: mientras que el Valencia sigue intentando coger colchón sobre Villarreal y Sevilla para acabar como cuarto clasificado, a la Real Sociedad sólo le queda recuperar la senda para intentar terminar en séptima posición. Un objetivo para el que hay equipos, ahora mismo, más preparados anímicamente. 

La Real Sociedad no llega en su mejor momento. Con el equipo en tierra de nadie (13º) -peleando, quizás, por la séptima plaza- y recién eliminados de la UEFA Europa League por el R.B. Salzburg, a Eusebio sólo le queda intentar terminar la temporada con la mayor dignidad posible. Veremos si las heridas, aún abiertas, les sirven para sacar el orgullo o para caer en la desesperanza. Sin embargo, los donostiarras siempre son un equipo al que hay que temer. Cuando tienen un buen día (que ha sido prácticamente siempre en los últimos años) son temibles para casi cualquiera; ahora que están mal, llegan alternando partidos bastante buenos (Deportivo y Levante) con partidos muy malos (Villarreal y Real Madrid) y eso, desde la perspectiva del contrario, les da el plus de ser imprevisibles. La Real es un equipo con un potencial ofensivo muy grande y así lo demuestran sus cifras a lo largo de la temporada. Pese a su decadente trayectoria, pueden presumir de ser el cuarto equipo más goleador del campeonato (46), el tercero que más disparos intenta por partido (14,4) y el cuarto en cuanto a tiros a puerta (4,7), el tercer equipo con más key passes (10,8) por detrás de los dos gigantes, el mejor bloque ofensivo a balón parado (13 goles) junto al Real Madrid, etcétera. La pena para ellos es que tres de sus jugadores más importantes no van a poder estar en Mestalla: Willian José (que acumula el 24% de los 46 goles anotados), Gero Rulli (el portero titularísimo) y Xabi Prieto (capitán e indiscutible siempre).

Sin embargo, cumplen aquello de la paradoja de la manta corta: no les compensa tanto ataque para tan poca inestabilidad atrás. Pese a ser uno de los conjuntos que menos disparos permite por encuentro (10,5), también son el cuarto equipo más goleado (45), el que menos tackles (10,5) realiza, el decimoséptimo en intercepciones (11,1) ó  el segundo con menos faltas (11,2). La baja de Iñigo Martínez tampoco ha ayudado. Y esto no es buena señal cuando llegas a casa de un Valencia que empieza a oler la sangre de nuevo y que no puede permitirse muchos más tropiezos inesperados de aquí a final de campaña. Marcelino no ha parado de insistir en que las victorias en Mestalla van a ser claves en la consecución de los objetivos. El regreso de Murillo al once, el extraordinario rendimiento de Coquelin (que va a ser titular) o el ver de nuevo con continuidad a Parejo, Soler, Guedes y Rodrigo son argumentos de peso para el conjunto che. La irregularidad fue un fruto circunstancial que resultó de la sobrecarga y las lesiones. ¿Serán capaces Odriozola, Illarra y un gran Canales de puntuar frente a un Valencia en progresión ascendente?

Fotografía: Miguel Riopa (AFP)/ Getty Images

¿Te ha gustado? ¿Quieres compartirlo?
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
2Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *