Un último esfuerzo para Valencia y Alavés

Valencia y Alavés vuelven a Mestalla con los deberes a punto de acabar. Una victoria supone un descanso casi definitivo de aquí al final. Los tres predecentes de esta temporada auguran un partido igualado y competido al que, eso sí, llegan mejor los locales.

Entramos en el tramo final de la competición. Se ven las caras dos equipos con los objetivos más que encaminados (muy mal se les tendría que dar). Valencia y Vitoria unidas por Gijón, concretamente por sus dos entrenadores. Tanto Abelardo como Marcelino han supuesto un soplo de aire fresco en dos contextos algo distintos en los últimos tiempos. Ambos han alcanzado, en algún momento, el punto máximo de competitividad de sus respectivas plantillas. Se han enfrentado tres veces esta temporada y en las tres ocasiones ha habido igualdad total, aunque siempre ha terminado desequilibrándose la balanza hacia el lado de quien tiene más calidad individual. Es un duelo al que ambos pueden llegar más o menos relajados y al que el Valencia llega en una ligera mejor forma. El conjunto che acumula cinco victorias y un empate en los últimos seis partidos, mientras que el Alavés viene de perder con cierto merecimiento ante Real Sociedad y Real Betis. ¿Producto de esa misma relajación inconsciente? Es posible. En estos dos encuentros, los babazorros acumularon un único disparo a puerta en las primeras partes. El dato no mejoró demasiado en las segundas mitades, pero sí hubo reacción (sin premio) en ambos casos, sobre todo frente a los béticos.

El Alavés es uno de los equipos que menos posesión (42,2%) y menos acierto en los pases (72,1%) tiene de toda la Primera División junto a Leganés o Getafe, muestra de su estilo vertical y contragolpeador. Posiblemente así transcurra lo de Mestalla. Al Valencia, por local y por favorito, le va a tocar mandar como a venido haciendo desde diciembre-enero. El pasado fin de semana en Sevilla volvieron al origen, a esas primeras jornadas de competición en las que el equipo de Marcelino sorprendía al espacio. Tuvieron un 38,2% de posesión, bastante por debajo de su media (48,8%). Pragmatismo en estado puro. Sin embargo, contra los de Abelardo va a ser complicado tirar de esto, así que tocará volver a dominar mediante el balón y aprender de la vuelta de Copa donde cerca estuvieron de eliminar al que era uno de los favoritos. Santi Mina y Coquelin causarán baja. El francés ya no volverá hasta la temporada que viene tras romperse el tendón de Aquiles en el mejor momento de su carrera (como tantos otros en el Valencia). Una teórica victoria debería ir dedicada a él. El once será el esperado, el titular, salvo experimento de última hora. El discurso sigue siendo de exigencia. Si alguno de los dos pierde, no será el fin del mundo; ganar será estar a un paso de la meta.

Fotografía: JOSE JORDAN/AFP/Getty Images

¿Te ha gustado? ¿Quieres compartirlo?
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *