En tierra de nadie

El Espanyol visita Mestalla sin ningún objetivo concreto de aquí a final de temporada. Al Valencia tampoco le urge ganar, pero la inercia es tan positiva que sería raro ver un mal partido de los de Marcelino. La tercera plaza está a un fallo del Real Madrid. 

El Espanyol ha vuelto a no tener su año. Acumulan solamente dos victorias desde el 20 de febrero y su competitividad se ha visto drásticamente reducida, especialmente desde diciembre-enero en el que parecían poder pelear por Europa. Parte de la diferencia sustancial está en el rendimiento individual de Pablo Piatti, quien suma sólo un gol y 3 asistencias (en la última temporada hizo 10 goles y dio 12 asistencias). Sin la intimidación del argentino desde la banda, el equipo blanquiazul ha quedado reducido a lo que pueda dar Gerard Moreno, quien está siendo una de las grandes sensaciones de la competición. “Pero lo que más debe alarmar al conjunto perico es que este problema está coincidiendo en tiempo y espacio con el sobresaliente nivel de uno de los grandes talentos ofensivos de La Liga, Gerard Moreno. El barcelonés hace literalmente de todo. Y todo bien. Ordena al equipo arriba, orienta jugada, conecta las líneas y finaliza las ocasiones. Pero está muy sólo. Los desmarques de Leo no son suficiente argumento, el bajón de Jurado se está notando en exceso y las bandas no están suponiendo esta vez ningún plus. Quique ha probado ya bastantes combinaciones para subsanar esto, como la doble mediapunta, pero el problema parece ir en otro sentido: quizás no hay más cera que la que arde“, explicó Miguel Quintana en Ecos del Balón hace un par de meses.

El Valencia de Marcelino llega en un momento anímico muy distinto: con los objetivos a punto de cerrarse y con una racha muy meritoria de victorias encima. Ya son 8 partidos sin derrota, de las cuales, 7 han sido con un +3 en el casillero. La plaza Champions está prácticamente asegurada y el equipo ha ido madurando con el trascurso de la campaña. “Ahora somos mejores que al principio”, dijo el técnico hace unas ruedas de prensa. Puede que la gran diferencia entre el Valencia invicto durante 15 partidos en la primera vuelta y el de ahora tenga un nombre propio (a riesgo de ser injusto, porque esto no recae sólo en una persona): Gonçalo Guedes. Da la impresión de que el luso no está siendo capaz de sobreponerse a conocimiento previo de los rivales sobre lo que va a hacer. Los defensores han evolucionado cuando han visto de qué era capaz y ahora se lo impiden; él ya no marca las diferencias tanto como antes. No tiene un mal rendimiento, pero ya no es el jugador que soluciona partidos. Ese papel ha recaído en Rodrigo Moreno, cuyo momento de forma es extraordinario entre líneas. ¿Será capaz también de desarbolar los dos bloques de 4 que Quique va a plantar en Mestalla? Es capaz.

  📸 David Ramos/Getty Images

¿Te ha gustado? ¿Quieres compartirlo?
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *