Tipos duros

El Getafe es el equipo más difícil que le queda por recibir al Valencia en Mestalla y uno de los pocos que han conseguido la victoria frente a los de Marcelino. Bordalás es uno de los técnicos revelación de la temporada. 

Hay cierto ánimo de venganza en Valencia tras la derrota sufrida en Getafe durante la primera vuelta, especialmente por cómo se produjo. Los azulones ganaron en las áreas y eso siempre deja un regusto amargo para quien pierde, ya que suele dar la sensación de haber merecido más. El equipo de Bordalás exprime todos los recursos que tiene para ganar y le está bastando para pelear por Europa nada más ascender. El mérito es enorme. Por algo son la tercera mejor defensa de la competición (30) sólo por detrás de Atlético de Madrid (15) y Barcelona (19). Justo después está el conjunto che (33). También hay dos datos que les definen bien: el de que son el equipo que menos disparos permite por partido (9,9) y el de que son el equipo que más faltas realiza (17,8). Únicamente leyendo esto ya sabes qué te vas a encontrar cuando te enfrentes a ellos. Para compensarlo arriba tienen a Ángel Rodríguez (baja por acumulación de amarillas) cuajando una excelsa campaña y a Jorge Molina viviendo una segunda (o tercera) juventud. Su mayor derrota la sufrieron contra el Alavés (3-0); el resto, siempre ha sido por dos tantos o menos. Nunca han salido goleados. Seguramente ocurra lo mismo en Mestalla, por eso se prevé un choque difícil y ajustado. Son tipos duros.

El Valencia sigue su camino. Quedan 6 trámites en la capital del Turia. A falta de saber la nota final, el aprobado está garantizado y los deberes están hechos. La derrota en el Camp Nou volvió a poner los pies en el suelo al aficionado che. Aún no pueden competir a ese nivel, no les llega. Han arrasado contra los rivales de su teórica liga, contra los que han estado o están compitiendo por la cuarta plaza: Real Sociedad, Celta, Sevilla, Betis, etcétera. Salvo ante el Villarreal, a quien no lograron ganar, sacan un saldo positivo contra el resto. Era el primer paso; el próximo es poder mantenerlo. Aún queda un poco para poder considerar al Valencia como un rival serio del Atlético de Madrid y, quién sabe, de Real Madrid y F.C. Barcelona. Hoy se habla más de la planificación de la temporada que viene que de los partidos que quedan, pero aún queda competición. Rodrigo aún tiene que certificar su pasaporte al Mundial, al igual que Murillo, Neto, Guedes o Zaza (quién sabe si Kondogbia o Parejo). Seguramente habrá rotaciones, ya sólo por las sanciones del francés y de Gabriel. Habrá que ver qué hace Marcelino para surfear la tormenta que provoca Bordalás. 

📸 Lázaro de la Peña/ Valencia Club de Fútbol

¿Te ha gustado? ¿Quieres compartirlo?
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *