Nada es lo mismo sin Iago Aspas

El Valencia visita Balaídos para enfrentarse a un Celta sin su ‘Messi’ particular. Iago Aspas estará de baja alrededor de un mes y Unzué deberá buscar alternativas. Pese a que el nivel va a bajar, tiene armas y recursos suficientes para intentarlo.

Sin Iago Aspas (lesionado), el Celta no sólo pierde al máximo goleador nacional de la temporada (20 goles), sino que también pierde a su tercer máximo asistente (5), al jugador que más veces dispara por partido (2,8), al que más pases clave (2,1) da y al tercero que más regatea (1,8). Su temporada no sólo se define por lo que le aporta al Celta, sino por estar entre los tres mejores jugadores de la temporada casi sin discusión. Domina un montón de registros, es autosuficiente y está en el mejor momento de su carrera. No se debate si debe o no ir al Mundial, sino si debe ser el delantero titular. Ése es su nivel actualmente. Y eso es lo que pierde el Celta de Vigo sin su presencia en el campo. Es mucho. Sólo se había quedado sin disputar un encuentro en lo que va de liga y el conjunto celeste cayó ante el Villarreal por 0-1. Unzué alineó un 4-3-3 para compensar su ausencia: Lobotka, Jozabed y el Tucu Hernández en el medio y Sisto, Brais Méndez y Maxi Gómez arriba. Puede esperarse algo similar a esto frente al Valencia. Especial atención al citado Brais Méndez, que ya participa de forma regular en el once desde marzo y que hizo un gran partido contra el Barcelona. De todas formas, la referencia será el uruguayo y la defensa che debería tenerle controlado tanto dentro del área como fuera.

Un Valencia cuya última victoria en Balaídos fue un sorprendente 1-5 con Nuno a los mandos (2015). Los de Marcelino llegan envueltos en un debate estéril e innecesario tras la última derrota ante el Getafe. ¿Debería dejar el técnico asturiano de hacer tantas rotaciones? Es un tema que ya se planteó en enero, pero es algo que difiere de una buena gestión de vestuario. La solución no pasa por desterrar al futbolista que no esté rindiendo al nivel general del equipo, sino en adaptar el estilo a las piezas que estén en el césped. Lo bueno es que Kondogbia regresa tras su sanción y puede que le veamos formar pareja con Carlos Soler en el centro. Todo depende de si alinea al canterano en el medio o, por contra, es Maksimović el que goza de otra oportunidad para redimirse de su intrascendente choque ante el Getafe. Zaza, quien seguramente firmó sus 45 minutos más brillantes con la camiseta del Valencia frente al Celta en Mestalla, es baja por molestias. Pero el Valencia está bien. Sigue estándolo pese a dos derrotas consecutivas (suerte que el objetivo está cumplido). Una victoria significaría sellar virtualmente la Champions League; una derrota, nerviosismo prescindible. La corriente sopla a favor. Es el momento.

📸 JOSE JORDAN/AFP/Getty Images

¿Te ha gustado? ¿Quieres compartirlo?
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *